Disfruta en familia del parapente biplaza con niA�os en Pirineos

16 de Agosto de 2015
Este verano tuve la ocasiA?n de ir con mi familia al Valle de Benasque y Cerler A�y disfrutar de unas vacaciones familiares con amigos A�de Valencia. Dentro de las numerosas actividades que hicimos padres y niA�os juntos queria destacar una sorpresa final que le dimos a los niA�os el ultimo dia: el parapente biplaza.Al principio pensamos si era una locura hacer esta actividad peor enseguida nos aconsejaron amigos y expertos que muchas familias hacen esta actividad con total seguridad a travA�s de las empresas de vuelo.

Para ello nos desplazamos a CastejA?n de Sos, un pueblo cercano al sur de Benasque en un valle ideal para hacer vuelos con visitas sobre el parque natural de Posets-Maladeta y Aneto. Alli mi amiga A�Lucia (que conocia del Centro Excursionista de Valencia) nos recibiA? en la empresa Volaren Castejon donde nos explicA? como se hacen los descensos con niA�o a partir de los 6 aA�os aprox siempre con un instructor y con la presencia de los padres.

En nuestro caso ibamos con niA�as de 15 aA�os que nunca habian volado y que se quedaron perplejas cuando les anunciamos que iban a subir a 2350 m de altura para descender con el monitor a CastejA?n. Habian sido 15 dias de intensa actividad por el Pirineo y Valle de Benasque-Cerler con excursiones a cumbres, ibones y barrancos y ahora tocaba un regalo especial en vacaciones.

La ascensiA?n la hicieron con un 4 x 4 que las subiA? con una madre al pico del Gallinero, y una vez alli bien equipados se montaron en el parapente para bajar suavemente desde los 2350 m al valle de CastejA?n, Sensaciones de todo tipo segA?n me contaron las niA�as..como si fuera un pA?jaro, muy divertido y panorA?mico, especial y alucinante..y mA?s expresiones que ya no recuerdo.El aterrizaje fue sin A�problemas, siempre en contacto por radio desde tierra, donde al final tocan tierra con el instructor de forma suave. Ya han llegado a tierra, y ahora toca abrazos, fotos y celebrarlo con la empresa VolarenCastejA?n y con nuestra amiga Lucia y los instructores de vuelo. Todos quedamos gratamente sorprendidos de la experiencia y nos conjuramos para volver y recomendar a otras familias estas experiencia en vacaciones alojados en un hotel familiar en Cerler.