Alpuente con la familia, un mágico territorio de dinosaurios

25 de Octubre de 2015
[gallery ids="14330,14329,14326,14325,14334,14335,14332,14328,14327"]

 

Son las 10 de la mañana y hemos llegado con los niños a Alpuente, un pueblo con encanto de la Serranía de Valencia ya en el límite con Teruel y la sierra Javalambre. Hemos acudido varias familias a una Jornada de puertas abiertas que organiza el Ayuntamiento con la Oficina de Turismo para descubrir los yacimientos y huellas de los dinosaurios de Alpuente. Nos recibe Amparo en el Museo (antigua ermita ) la guía del Museo paleontolA?gico y tras un magnífico vídeo sobre como vivían antes los dinosaurios en este territorio hace millones de años, nos explica las huellas, huesos de saurópodos y otros hallazgos increíbles (¡caracoles, plantas, moluscos y hasta cocodrilos!) que podemos ver en el Museo gracias a las donaciones de vecinos.

Tras este viaje en el tiempo, tocaba ver un yacimiento en Corcolilla donde podemos observar las huellas de estos dinosaurios que estuvieron por Alpuente hace unos 145 millones de años. El paleontólogo nos explica a niños y padres cada una de las numerosas huellas que han quedado grabadas tras tanto tiempo y que podemos observar sus rastros en la piedra. Había herbívoros y carnívoros y es muy fácil de ver sus huellas por todo el suelo.

Tras esta didáctica visita al yacimiento volvemos al pueblo de Alpuente, donde nos espera las monitoras en el Aula de preparación paleontológica, que es donde los investigadores limpian y reconstruyen los huesos fosilizados de los dinosaurios que se encuentran en Alpuente. Esto parece más un laboratorio del CSI de TV donde cada pieza se monta y se estudia al mínimo detalle para conseguir una pieza de un huesos lo más completa posible. Además de laboratorio,los niños pueden aprender en un taller a hacer moldes de huellas de dinosaurios,una estupenda idea.

Una vez realizada la visita al Laboratorio de Dinosaurios, dimos un paseo por las pintorescas calles de Alpuente,subimos al Castillo y a la Iglesia para disfrutar de las visitas del Barranco de la Hoz, visitamos el antiguo lavadero y las huertas medievales y fuimos a comer en un restaurante con la familia previa reserva.

Al acabar de comer sólo quedaba comprar algunos productos naturales y artesanales de la comarca y ya cada familia regresó a Valencia con un gran conocimiento de diferentes tipos de dinosaurios de los que hemos visto sus huellas y huesos. Los niños me preguntan si este lugar donde han ido hoy es como Parque Jurásico y yo les explico que esto es el Territorio de los Dinosaurios de Alpuente, un lugar mágico que sorprenderá a grandes y pequeños.

Os invito a conocer Alpuente con las familias y concertar con la Oficina de Turismo estas actividades con los niños para disfrutar de este maravilloso entorno que nos lleva por túnel del tiempo a la época de los dinosaurios.