Comer con niA�os en las grandes ciudades

23 de Septiembre de 2013
[gallery ids="6104,6108,6103,6107,6106,6105,6102,6080,6079,6078,6077,6076,6074,6073,6072"]

Las grandes ciudades son un baA?l de conocimientos y de recursos par descubrir con los niA�os.La mayorA�a de las ciudades europeas y en el caso de las espaA�olas con certificados o sellos de turismo familiar podemos encontrar restaurantes y lugares para comer seguros, divertidos y adecuados a las necesidades de niA�os y padres. Vinieron a Valencia unos amigos mA�os de Barcelona para conocer con sus hijos la ciudad y su entorno natural.

Tras una excursiA?n por las calles y museos de la ciudad siguiendo la GuA�a de excursiones en familia por la ciudad de Valencia, tocaba ir a comer a algA?n sitio. Eran las 13 h y los mA?s pequeA�os del grupo ya empezaban a reclamar un bocadillo o algo para saciar tanta actividad matinal por las calles peatonales y el antiguo cauce del Turia,ahora transformados en un jardA�n y espacio deportivo.

Tras llegar al jardA�n del Parterre, buscamos alguna plaza tranquila en el centro de la ciudad, y encontramos cerca de la antigua Universidad y la Iglesia del Patriarca, una terraza con un restaurant que ofrecian algo diferente: ademA?s de unos menA? variados y prensados para padres y niA�os, ofrecian talleres para divertirse haciendo postres y helados de lo mA?s creativo.

El grupo de padres eligiA? su menA? y los niA�os uno equilibrado y bien de precio: con la rapidez del viento los niA�os al acabar de comer, se fueron a una sala donde les esperaban monitores para A�ejercer de " chefs" y crear nuevos postres y helados..desde bocadillos de helado, bocasA� de manzana, palmeras tropicales de frutas, huevo frito con patatas de fruta y yogur hasta muA�ecos de frutas A�hasta plA?tanos fantasmas. Daba gusto verlos con su gorro A�de cocinero y delantal metidos con las manos en la masa..

A los postres los mayores relajados en sus mesas y viendo desde la ventana como jugaban los niA�os con los animadores en la plaza peatonal si riesgos de coches ni de trA?fico. Un rato de conversaciA?n sobre lo que habA�amos visto por la maA�ana, para irnos por la tarde a la Ciudad de las Artes y la Ciencias a l'Oceanografic, con un espectA?culo de delfines y mA?sica que fue la delicia de grandes y mayores.

Tras esta visita a la ciudad de Valencia, mis amigos catalanes, me enviaron un correo con las fotos de sus hijos convertidos en autA�nticos chefs, creando postres y helados… para ellos la visita tuvo su momento mA?s divertido en A�la sobremesa, aunque la visita que les organicA� por la ciudad tuvo sus momentos divertidos siguiendo las leyendas de la ciudad.