Deportes en la naturaleza por las montañas de Teruel

30 de Agosto de 2016
[gallery ids="16849,16846,16847,16850,16857,16861,16855,16856,16852,16868,16865,16863,16853,16867,16858,16859,16860,16862,16869,16851,16866,16864,16848,16854"]

Las montañas de Teruel ofrecen a lo largo de todo el año espacios naturales y experiencias activas a las familias amantes de los deportes. Cerca de Teruel, en Formiche Alto, el camping bungalow Casa Fausto promociona los deportes en la naturaleza a través de dos atractivas actividades de turismo activo en familia.

Por una parte, los paseos a caballo,que se realizan desde Casa Fausto, ofrecen rutas de 1 hora por los bosques de carrascas y sabinas de este precioso rincón de Teruel. Una ruta donde padres y niños podrán conocer las técnicas de turismo ecuestre cabalgando con seguridad por caminos rurales y antiguas sendas que unían Castellar con Formiche.

Además de los paseos a caballo, Casa Fausto ofrece material de seguridad indicado para realizar la vía ferrata de iniciación del Barranco de la Hoz, en el rió Mijares. Una vía abierta hace un año y que ofrece tres niveles de dificultad y diversas salidas por sendero en caso de regreso fuera del barranco. Optamos con la familia por hacer los dos primeros tramos que llevan hasta un puente colgante y un recodo del río más vertical. El tercer sector lo dejamos aparte puesto que era para expertos. El inicio del barranco está a unos 4 km por carretera desde el camping mas 2,8 km de pista forestal. Una vez allí con los equipos de seguridad puestos (casco, arnés, mosquetones con lineas de vida, etc.) fuimos  avanzando poco a poco por el cañón con agua, que en una primera fase se ofrece fácil y para todas las edades, no obstante, los padres deben vigilar que los niños cumplen estrictamente los protocolos de seguridad. Avanzamos hasta llegar a la Cueva de los maquis, y ahora tocaba avanzar andando por el lecho del barranco hasta llegar a la Sabina, un lugar mágico donde cuenta la leyenda que si se toca da más felicidad y fertilidad. Tras pasar la sabina venía la prueba del puente colgante y pasar el estrecho más vertical de nuestra ruta. Una vez pasado solo quedaba subir por la cadena hasta el Mirador y regresar de nuevo todo el barranco hasta el coche.

Han sido dos actividades divertidas y seguras que nos han mostrado increíbles parajes naturales de Teruel, todo ello de la mano de Casa Fausto.