La ruta de las Cascadas de Cerler: Pirineo para todas las edades

16 de Agosto de 2015
[gallery ids="13657,13663,13661,13660,13656,13662,13655,13658,13659"]

El verano y las vacaciones en familia en la montaA�a, son un buen momento para compartir experiencias diferentes. En mi caso estuve dos semanas en el Valle de Benasque con otras familias amantes de la naturaleza, disfrutando de los senderos, cumbres y lagos del Pirineo aragonA�s.

Desde el pueblo de Cerler, ubicado en un altozano que domina el valle de Benasque, iniciamos una sencilla ruta que nos permitiA? descubrir tres cascadas. La ruta sencilla, bien marcado el sendero y con postes y paneles informativos nos llevA? por la ermita hacia caminos ganaderos que poco a poco iban acercA?ndose hacia las aguas bravas del barranco.Un descanso en la ruta a la altura de un puente de madera nos marca la cercania de la primera cascada. La senda se aproxima a la primera cascada por un bosque, llegando a un gran torrente de agua (Parecido a la cola de Caballo de Ordesa) donde debemos cruzarla por una pasarela metA?lica.

Es el momento de mojarse con la fina lluvia, de hacer fotos y de ir con cuidado con los niA�os para pasar sin problemas el torrente con el puente y pasamanos. Ahora solo resta bajar hacia Cerler y descubrir las otras dos cascadas que encontramos siguiendo el sendero que desciende por los altos prados ganaderos entre vacas hacia Cerler. Una ruta de menos de 3 h que pudimos disfrutar en familia y donde los niA�os se lo pasaron genial, recorriendo un sector del Valle de Benasque desconocido a partir del Hotel familiar de Cerler donde nos alojamos este verano.