La ruta de los contrabandistasA?cruzamos la frontera?

20 de Agosto de 2013
[gallery ids="5296,5294,5292,5291,5275,5303,5302,5301,5300,5299,5298,5297,5290,5289,5280,5279,5287,5286,5285,5283,5281,5278,5276,5273,5274,5272,5293"]

Parece un juego pero la ruta que nos propusimos con un grupo de familias, consistA�a en cruzar la frontera del Pirineo de Francia a EspaA�a siguiendo la ruta de los contrabandistas.Para ello A�padres y niA�os iniciamos la ruta siguiendo los pasos de aquellos aragoneses y franceses que A�evitando a la guardia civil buscaban rutas de montaA�a alternativas al puerto de Portalet.

Desde el A�Pont de Peyreleu dejamos el coche en el parking para ascender poco a poco al A�puerto viejo de Sallent a 1849 m de altiud, siguiendo el antiguo camino de Santiago y la ruta del valle de Ossau. Tras superar el desnivel llegamos a una cabaA�a de pastores donde vacas y ovejas campan a sus anchas en estos verdes prados. Ahora el sendero sigue ascendiendo suavemente por el valle en busca de la frontera, con las A?guilas revoloteando sobre nuestras cabezas y la roca del Midi d'Ossau a nuestras espaldas siempre presente.

Una ruta que sigue la senda del ganado trashumante al que no le importa saber si estamos en un paA�s u otro de Europa sino solo donde estA?n los mejores prados de montaA�a. Pasamos muy cerca de un nevero, un testigo de que ha sido un buen aA�o de nieve y lluyia. Desde este prado ya se atisba las montaA�as del Valle de Tena con sus esbeltas cumbres..un cartel con las direcciones de Sallent y de Laruns-Eaux Chaudes nos indica que estamos ya en la "frontera". Los niA�os preguntan si ya hemos cruzado a EspaA�a, y sienten una rara emociA?n incomprensible para los mayores, donde es difA�cil explicar que estamos en un territorio " de nadie" donde pastores, vacas y vecinos forman parte de un mismo territorio solo dividido por unas montaA�as.

En el almuerzo junto a una gran roca, un riachuelo A�nos depara una sorpresa: multitud de anfibios (ranas y renacuajos) y tritones A�se zambullen en sus frA�as aguas: una multitud de niA�os se agolpa en las aguas y corren como locos para conseguir el ejemplar mA?s grande y curiosos que luego serA? devuelto a su habitat. Toca ahora el descenso por estos fA�rtiles prados, hacia el Coll de Portalet, cerca de la estaciA?n de esquA� de Formigal A�y hoteles de montaA�a.

Inmensos prados A�salpicados de flores de todo tipo y color jalonan el camino, hasta que llegamos a la "frontera", un lugar lleno de edificios con numerosos bares y comercios, con la antigua aduana que nos confirma que estamos en Europa y que no hay mA?s frontera que la que las administraciones quieren imponer, en un territorio donde ambas partes viven de igual forma las alegrA�as y penurias. Comemos en la aduana y regresamos a Francia con los coches que habA�amos dejado previamente en la frontera...

Los niA�os han disfrutado de la ruta de la "frontera", parece un juego pero ha sido una aventura maravillosa donde hemos dejado mA?viles, historias de la ciudad y nos hemos recreado en la naturaleza en todo su esplendor con la historia de unas gentes que transitaron por estas sendas para sobrevivir a tiempos duros....espero os guste esta ruta y que las familias recuerden esta grata experiencia..