Los tesoros de la Albufera: Silla y Catarroja

23 de Junio de 2013
[gallery link="file" ids="3404"]

Este fin de semana me invitA? mi amiga Sandra de Silla, a participar en la 2A? Feria de la Albufera (Valencia), que ha reunido a miles de amantes de este parque y a familias interesadas en conocer los tesoros que nos ofrece este territorio tan cercano a la ciudad de Valencia, y que debe ser entendido desde la historia y ahora en clave de sostenibilidad y turismo responsable con el medio y sus habitantes.

El Port de Silla, es uno de los puertos de la Albufera de donde parten pescadores, barqueros, piraguistas y amantes del Lago a disfrutar cada uno en su barca de este parque natural donde se A�intenta conjugar desde hace siglos la agricultura, la caza, el turismo y la conservaciA?n de la biodiversidad y de sus aguas.

QuerA�a haber ido por la maA�ana cuando hacen las exhibiciones de Vela Latina, pero al final Sandra me indica que en julio y septiembre hay mA?s salidas donde por fin tendrA� la oportunidad de subir a una, ya que en mi libro de excursiones en familia por la Albufera no tuve la ocasiA?n de hacerlo en Catarroja con la familia Zulema.

La Feria es una gran cita de las asociaciones que trabajan por y para la Albufera, desde asociaciones culturales, conservacionistas, vecinales, deportivas, empresas de turismo verde, pasando por el Ayuntamiento, la DiputaciA?n y pequeA�as empresas de agricultura ecolA?gica y productos artesanales.

Tras la visita a las paradas, nos tenA�an reservada un sorpresa: subir en barca y navegar por el lago hasta el Centro de InterpretaciA?n Ambiental el Tancat de la Pipa en la salida del port de Catarroja. La barca de 25 personas tuvo un guA�a de excepciA?n: Mario del grupo SEO de Valencia, que lleva muchos aA�os trabajando no solo por la protecciA?n de las aves de este importante humedal sino tambiA�n por la conservaciA?n del agua, sus ecosistemas y la compatibilizaciA?n de los usos agrA�colas, de pesca y caza que estA?n desde siglos en este privilegiado espacio tan cerca de Valencia.

Nos acercamos a la Mata de Sant Roc, y tras las explicaciones y preguntas de Mario, tomamos rumbo hacia el Tancat de la Pipa, donde nos esperaba subir al observatorio del Centro desde donde pudimos contemplar la magnitud de la Albufera: desde el puerto de Valencia hastas las montaA�as de Cullera, todo un paisaje de agua, marjal, restinga dunar y pinada, y sobre todo el lago....El Tancat de la Pipa es una experiencia innovadora en el parque que pretende trabajar en los filtros naturales para conseguir aguas mA?s limpias, pero se ha convertido en un Centro de Uso PA?blico gestionado por AcciA? Ecologista AgrA? y otras entidades para explicar los problemas de la Albufera y las formas sostenibles de gestiA?n y custodia del territorio.

Las explicaciones de Mario creo que han seducido a las familias que ibamos en la barca, y han entendido lo importante que es mantener este gran ecosistema donde el hombre y la naturaleza tienen que entenderse para evitar la perdida del lago y con ello su riqueza y gran tesoro que tienen los habitantes de los 14 municipios del parque de la Albufera.

Salimos del Tancat de la Pipa con un buen sabor de boca, con ganas de visitar otro rincA?n de la Albufera en breve, y entender mejor porque es tan necesaria su conservaciA?n A�y cA?mo debemos actuar los visitantes de forma responsable para mantener este rico patrimonio que se nos ha legado.

VolverA� en julio para embarcarme en la Vela Latina..y no dejA�is de visitar la Albufera A�de ValenciaA�y sus pueblos en barca, andando, en bicicleta....dejando el coche a un lado por un momento y disfrutando de este humedal que es la joya de los valencianos de la capital, de l'Horta Sur y las Riberas.