Orea,descubre con la familia la naturaleza y el mundo rural

30 de Agosto de 2016
Buscaba un rincón de España en el que pudiera disfrutar con mi familia de la naturaleza agreste y de la vida rural, y lo encontré: es un pueblo de 280 habitantes en el este de la provincia de Guadalajara, ya en el límite con Teruel y que sin duda colmaba todos mis deseos.

Orea, es el pueblo y el albergue el Autillo (a unos 6 km del pueblo) el lugar escogido para pasar unos días con la familia buscando tranquilidad y naturaleza en estado puro. Marta, la directora del albergue me explicó las numerosas rutas a pie o en coche que se pueden hacer en Orea, aunque quedé especialmente impactado por la defensa de Marta (actual alcaldesa de su municipio), de sus habitantes y su entorno natural.

El primer día lo dedicamos a pasear por los bosques de esbeltos pinares de Orea, cerca de El Autillo, donde el rió nos acompañaba y donde hay varias áreas de recreo. El bosque de Orea es un bien muy preciado por sus habitantes que cuidan de él desde generaciones, y que ahora la gente joven sabe lo importante que es para su futuro, ya que Orea vive sobre todo del turismo y algo de la ganadería de montaña.

Por la tarde hicimos una visita a las Lagunas de la Salobreja, a la pequeña Ciudad Encantada con sus curiosas formaciones geológicas y antiguos volcanes. Paseos sencillos para ir con los niños y acabar en la plaza del pueblo comprando productos naturales de la sierra. Al día siguiente excursión en coche hasta el collado que conduce a pie al Cerro de San Cristóbal a 1800 m. Un mirador con ermita que es el balcón del municipio y que a buen seguro dejará constancia a los que lo visitan que Orea merece estar en la cúspide de los pueblos más bonitos de Castilla la Mancha.

Al anochecer, regresamos al albergue el Autillo donde nos dimos un baño en la piscina y comimos fuera en la pinada, oyendo los sonidos de la naturaleza, en el reino de las vacas,los ciervos, las rapaces y los zorros.

La alcaldesa de Orea, Marta, nos explica lo difícil que es vivir aquí defendiendo a su pueblo, evitando el cierre de la única  escuela pública, y cómo ella y sus hijos han decidido luchar y defender con uñas y dientes a ese municipio que tanto ha aportado a la biodiversidad en España. La alcaldesa me leyó una carta que envió hace tiempo a los medios de comunicación para mandar un mensaje de socorro ante los salvajes recortes de las administraciones supramunicipales. La carta me impresionó por su gran verdad sobre la situación del mundo rural en España y sobre cómo Orea ha aportado múltiples beneficios al resto del país. Ahora solo pide que se trate con dignidad a esas gentes que reciben con amabilidad y generosidad a los turistas. Quedé con ella en dar difusión al claro mensaje de su carta y a su petición de que Orea sea considerado uno de los pueblos más bonitos de Castilla la Mancha. !!Daos prisa y votar por Orea!!

Ahora solo os pido a las familias que os suméis a la campaña y que vengáis a Orea con la humildad del viajero de ciudad que encontrará vecinos generosos pero dispuestos a pelear por su pueblo y su futuro, que a fin de cuentas es el de todos, ya que ellos conservan espacios naturales y patrimonio natural para disfrute gratuito de la sociedad. Ahora toca devolver el esfuerzo y ayudar no solo a la supervivencia y lograr más ayudas, sino a reconocer su generosidad y dignificar unas vidas comprometidas con el territorio.