Paris, una ciudad para disfrutar en familia

1 de Noviembre de 2016
París es una ciudad para ir con niños y adolescentes todo el año. En mi caso, tuve la ocasión de ir durante un puente con mi mujer y mis hijos de 16 y 22 años. Esto precisaba revisar los lugares básicos de París para ir con los más pequeños y adaptarlos a las necesidades de adolescentes con otros gustos, ya que Disney o los parques temáticos se quedaban cortos para sus demandas.

La verdad es que la Oficina de Turismo de París me facilitó un dossier muy completo de museos, parques, monumentos y zonas de ocio lo que me ayudó a seleccionar bien los lugares que fueran del agrado de todos.

Uno de los primeros lugares que tenían claro querían visitar era Montmatre y El Sacre Coeur por la noche, con ese ambiente de fiesta joven y de luces, música y arte por todas las calles. Les encantó y tras bajar por las callejuelas llegamos al Moulin Rouge y a la zona de bares y diversión de los parisinos y turistas.

Al día siguiente, hicimos una ruta guiada para descubrir París de los reyes y de los palacios. Un guía de una empresa Free Tour nos deleitó con una visita de 2.5h desde Notre Dame hasta el Jardín de las Tullerias. La verdad es que Fernando (el guía)hizo que la visita fuese muy amena y divertida contando la historia de París de forma que mis hijos disfrutaron de la ruta gracias a sus anécdotas (sin perder un ápice de rigor histórico). La ruta nos enseñó cosas curiosas como de dónde viene lo de "Viernes y trece", lo de "viejo verde", la "guillotina" o cuál era la historia de los reyes y nobleza que marcó el rumbo de Francia. Tras esta visita que incluía el Museo del Louvre y el río Sena, decidimos hacer la visita obligada de la Torre Eiffel desde Trocadero.

Pero esta visita solo podía realizarse si conseguíamos las fotos de día y de noche, por lo que volvimos al barrio para sacar la famosa foto que luego se haría viral en las redes sociales de mis hijos. Tras un largo paseo por París viendo el Arco del Triunfo, el Panteón de los ilustres de la patria, Pompidou y la Bastilla, tocaba una ruta más cultural por el Barrio Latino. Un barrio que le debe su nombre al saber y a la Universidad de la Sorbona donde el latin y la ciencia es y era parte de su historia con la librería de Shakespeare incluida y !un circo romano!.

El tercer día lo dedicamos a visitar los mitos de París para jóvenes, como el Campo de Fútbol del PSG (Paris Saint Germain) junto al bosque de Bologne, las concurridas calles  de París incluyendo el Hard Rock, y una merienda de crêpes y los famosos macarrons.

Aunque podríamos haber visitado más museos, el tiempo era insuficiente y pactamos verlos en una segunda ocasión. Sin haber visitado otros destinos más adecuados para ir con niños como el Parque Asterix, France Miniature o Euro Disney, fue una visita con jóvenes por París diferente, divertida y para todos los gustos